10 buenas prácticas para programadores

El mundo de la programación es cada vez más complejo y competitivo. Nuevos lenguajes programáticos nacen a medida que las tecnologías mejoran y los equipos se sofistican. Por ello, no está de más echar un vistazo a una serie de buenas prácticas para programadores. En este sentido, a lo largo de este artículo examinaremos algunos de los comportamientos más recomendados que deben seguir los profesionales en programación.

En Digital Tech Institute ofrecemos formación in company para que alcances tus objetivos como experto desarrollador.

10 buenas prácticas para programadores

La mayoría de profesionales relacionados con la informática se ven en la necesidad de escribir código en algún momento. En este sentido, es más que recomendable seguir una serie de protocolos y de buenas prácticas para programadores. De lo contrario, este proceso tan elaborado podría complicarse más de lo necesario. Te damos una serie de consejos para que lleves tus habilidades de programación a un nivel más alto.

  1. Prioriza la legibilidad. Aunque es natural tener que poner por delante la optimización, la legibilidad es mucho más importante. Debes escribir un tipo de código que cualquier desarrollador pueda comprender. Ten en cuenta que cuanto más complejo sea tu código, más tiempo y recursos serán necesarios para tratarlo.
  2. Estructura la arquitectura. Una de las buenas prácticas para programadores más populares es estructurar una arquitectura concreta. Antes de dar el disparo de salida y escribir, piensa en la utilidad del código, en cómo funciona, cómo modula y con qué servicios es compatible. Plantéate qué estructura tendrá, de qué forma lo testearás y cómo será actualizado.
  3. Lee mucho código fuente. Aunque escribir código fuente es mucho más sencillo que entender el que otros han escrito, es importante nutrirse del conocimiento ajeno. Si te esfuerzas en comprender el código de otros desarrolladores, podrás comprobar en un instante las diferencias entre código de calidad y código mediocre.
  4. Coloca comentarios. Si te encuentras en una fase de aprendizaje, lo mejor es que coloques comentarios en tu propio código. Así, evitarás desorientarte cuando leas las funciones más complejas que tú mismo has creado. Además, si un tercero tiene que acceder a tu código, los comentarios le facilitarán la tarea.
  5. Testea tu código. Indiferentemente de la longitud del código que hayas escrito, debes testearlo para comprobar que todo esté bien. Recuerda que encontrar un error a tiempo y solucionarlo evitará problemas en el futuro. Por ejemplo, los test son especialmente necesarios cuando se escribe código open source.
  6. Simplifica al máximo. Trata de evitar la construcción de código complejo siempre que sea posible. Así, encontrarás menos bugs y ahorrarás tiempo en solucionar errores. Tu objetivo debería ser el de escribir código funcional, sin filigranas.
  7. Realiza control de versiones. Utiliza algún software de control de versiones para gestionar los cambios que se apliquen sobre los elementos del código. De esta manera podrás conocer en qué estado se encontraba el código antes y después de ser modificado. Algunos ejemplos son Git o Subversion, fundamentales para evitar errores graves.
  8. No reproduzcas fragmentos idénticos de código. Aunque hayas ideado un código estable y robusto, no debes copiar y pegar fragmentos para aprovecharlos en otros módulos. En su lugar, trata de encapsular esta parte del código en una función y aprovecharla cuando sea necesario.
  9. Evita los elementos no habituales. Algunos lenguajes contienen elementos únicos distintos al resto. Es habitual que estos elementos sean utilizados por programadores de alto nivel, pero no están al alcance de todo el mundo. Evita estos elementos para que tu código no sea excesivamente críptico.
  10. No utilices caracteres únicos del español. Ten en cuenta que caracteres como la “ñ” o las tildes generarán errores al no ser caracteres ASCII. Los archivos cuyo código contenga estos caracteres no recomendados podrían sufrir alteraciones al abrirse en diferentes equipos. Por ello, es recomendable que escribas código en inglés.

Características de un buen programador

  • Es autodidacta. A pesar de que tengas una formación reglada, es importante que sigas aprendiendo, como decíamos antes. Por ello, es vital que te intereses por el tema de la programática, que tengas inquietudes al respecto y que, fundamentalmente, disfrutes programando.
  • Evita la frustración. El desarrollo web o de aplicaciones requiere de paciencia y resistencia a la frustración. Trabajar con código ajeno o tratar con datos desactualizados puede dificultar tus tareas profesionales, pero debes perseverar y seguir adelante.
  • Apuesta por la innovación. El mundo de la programación siempre dispone de varias maneras de solucionar los problemas. Esto hace necesario escuchar a otros profesionales del sector y aceptar consejos, pero también ir más allá e idear nuevas soluciones. Abrirse a los compañeros de equipo y experimentar hará que te conviertas en un especialista en lo que haces.
  • Observa con detenimiento. El entorno de la programación es casi tan exacto como el de las matemáticas. Por ello, un pequeño error en una línea de código puede tener un impacto muy negativo en la arquitectura de un sitio o una app. De ahí que sea necesario que un buen programador sea una persona perfeccionista y observadora.

Ahora que conoces algunas buenas prácticas para programadores, es el momento de ponerlas en práctica. Si bien adquirir las características mencionadas anteriormente no es sencillo, facilitarán tu trabajo. Trabajar en tus propias habilidades y rutinas es importante para mejorar como profesional.

Déjanos un comentario

Debes estarconectado/a para publicar un comentario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies